Las empresas de construcción escalan al nivel del boom a la espera del fondo UE

https://www.fmacia.com/tienda/

https://www.fmacia.com/

 

 

El sector vuelve a colocarse como motor de la economía española en el inicio de la recuperación, con un incremento en el número de compañías del 14%, que eleva el total hasta 133.880, niveles del año 2011.

Piso, pisos, vivienda, viviendas, casa, casas, alquiler, compra, hipoteca, hipotecas, euribor, construcción, grúa, grúas Piso, pisos, vivienda, viviendas, casa, casas, alquiler, compra, hipoteca (Foto de ARCHIVO) 30/5/2017

 

Las empresas de construcción escalan al nivel del ‘boom’ a la espera del fondo UEEuropa Press

El sector de la construcción se consolida como tradicional motor de la economía española y vuelve a colocarse a la cabeza de la recuperación tras un periodo de crisis severa como el provocado por la pandemia. Así lo reflejan las estadísticas de empresas inscritas en la Seguridad Social, que muestran un importante repunte de las compañías dedicadas a estas actividades en los meses recientes, hasta alcanzar un volumen de tejido productivo que no se registraba desde los años del estallido de la burbuja inmobiliaria. El sector arranca con fuerza esta nueva fase de repunte, a la espera de empezar a canalizar los ansiados fondos europeos, donde los proyectos tractores relacionados con la construcción van a ser palancas clave.

Las empresas que operan en el sector de la construcción inscritas en la Seguridad Social acumulan dos meses de despegue. En concreto, en marzo de 2021 aumentaron un 14,2% en relación con el mismo periodo del ejercicio anterior y en el mes de abril lo hicieron otro 13,8%. Si bien es cierto que la comparación está marcada por las semanas de confinamiento sufridas en esta misma época en 2020, los crecimientos son mucho más intensos que los experimentados por el resto de los sectores, todavía muy tocados por la crisis, habida cuenta de que el alza general del conjunto de las empresas en alta en el sistema fue del 3% en marzo y del 4,2% en el mes de abril.

Con este incremento, las compañías dedicadas a la construcción en España alcanzan a día de hoy las 133.880, cifra que no solo se sitúa por encima del nivel existente antes de la pandemia (en febrero de 2020 había 131.069 firmas en alta en la Seguridad Social) sino que es la más elevada de toda la serie histórica, que va hasta el año 2011, cuando había 133.857 empresas activas, tras superar el punto álgido de lo que después se tradujo en el declive del sector tras la crisis financiera de 2008. En el punto más bajo, a finales de 2013, la masa empresarial cayó al entorno de las 100.000 firmas.

Con todo, y en pleno repunte de las quiebras en sectores especialmente afectados por la crisis de la Covid-19, como son los servicios, la economía española cuenta ahora con 16.208 empresas más en el ámbito de la construcción que hace un año. Lo peor ha pasado para el sector, que también empieza a arrojar buenas cifras en lo que se refiere a la creación de empleo. “La afiliación está creciendo un 18% en términos interanuales, mientras en otras actividades sigue cayendo y en el sector que más empleo se crea, después de la construcción, aumenta un 8%”, resume el presidente de la Confederación Nacional de la Construcción (CNC), Pedro Fernández Alén.

Fernández Alén no esconde, sin embargo, su preocupación por la falta de mano de obra cualificada en el sector y demanda un plan de formación específico, que permita recolocar en la construcción a profesionales de otros sectores que se hayan quedado descolgados del mercado laboral, especialmente los más jóvenes. Esta es, precisamente, una de las líneas de actuación básicas en materia laboral del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia que el Gobierno ha remitido a la Comisión Europea y que contiene las principales reformas que se llevarán a cabo en los próximos meses para acceder a los 150.000 millones de los fondos europeos Next Generation EU que corresponden a España.

“La construcción va a tener un papel importantísimo ya en el primer tramo de 70.000 millones que va a recibir nuestro país”, indica el presidente de la CNC, que señala el protagonismo de las empresas del sector en más de la mitad de la decena de “palancas” del Plan de Recuperación. Fernández Alén ve opciones para las compañías del sector en todos los ámbitos relacionados con la rehabilitación de vivienda y la movilidad urbana, así como en la transformación ecológica hacia nuevas formas de energía verde, la economía circular… Se abre, en definitiva, un amplio abanico de oportunidades no solo para las grandes constructoras, sino para el grueso de las empresas de actividades relacionadas que ansían hacerse con las ayudas de Europa.

Preocupación por las reformas

Ahora bien, hay otros aspectos del Plan de Recuperación vinculado a los fondos NGEU que están generando una gran preocupación en el sector, como es el planteamiento de reforma laboral que ha diseñado el Ministerio de Trabajo. En concreto, inquieta la intención de reducir las modalidades de contratación temporal, eliminando el contrato por obra o servicio. Desde la CNC, Fernández Alén advierte de que si ese movimiento lleva consigo la desaparición del contrato fijo de obra específico de la construcción “será un golpe en la línea de flotación del sector” y “paralizará la actividad”.

Pero no solo eso. A los empresarios de la construcción también les preocupa el planteamiento que ha puesto sobre la mesa el ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá, en lo que se refiere a la derogación de la jubilación forzosa pactada en convenio. “La media de edad de los trabajadores del sector es de 46 años y es necesario que jubilemos a los trabajadores que con 68 años no pueden estar subidos en un andamio, más aún cuando hay un paro juvenil del 40%”, justifica Fernández Alén. “Por cada jubilado podemos incorporar a dos jóvenes en la misma categoría”, asegura, para zanjar: “La derogación de esta herramienta sería un error”.